Amasando la tradición: El pan de Sant Jordi

De todos es conocida la leyenda de Sant Jordi, donde el caballero mata el dragón y de su herida sale una rosa. La tradición también manda regalar un libro y una rosa para hacerle honor, y desde hace ya 30 años que se ha complementado con un último ingrediente: el pan de Sant Jordi. Éste ya se ha ganado un lugar en muchas mesas el día 23 de abril de cada año y es muy fácil encontrarlo en las panaderías catalanas más reconocidas.

Bonblat también sigue la tradición y ofrece este pan elaborado a partir de tres amasadas totalmente distintas. La primera se elabora con queso que dará lugar a la línea amarilla; la segunda, la roja, se obtiene añadiendo sobrasada en la masa base; y por último, la masa que lo envuelve está hecha de nueces que darán esa corteza crujiente que tanto deseamos en el pan. El proceso que sigue es muy sencillo: colocar la masa adecuadamente para así una vez horneada la podamos partir por la mitad y ver dibujada la bandera de Cataluña.

Compártelo: facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Los comentarios están cerrados.