Pan. Prehistórico. Experimental.

En el marco del ‘Mercat de Mercats’ que acogió Barcelona este pasado fin de semana, pudimos probar un pan bautizado como “Prehistórico Experimental”. Era un pan muy especial, hecho con uno de los cereales más antiguos que conocemos, pero pensado para agradar al gusto de hoy.

La elaboración de pan en Catalunya empieza hace unos 7.000 años, con la aparición de la agricultura. Se obtiene mezclando harina de cereal con agua y sal, y cociendo la masa en un horno.

Prehistórico, ¿por qué?

Este pan está hecho con harina de espelta (Triticum monococcum), uno de los trigos más antiguos que aparecen en Catalunya. La espelta pequeña se ha identificado en diversos yacimientos arqueológicos, como en las Minas de Gavá, la cueva de Can Sadurní (Bages), la Font del Ros (Berga) o la Draga (Banyoles), todos ellos de hace más de 6.000 años. Además, este pan no lleva levadura, porque el pan con levadura como lo conocemos hoy es muy posterior.

Experimental, ¿por qué?

Este pan es fruto de la colaboración entre el Museo de Arquelogía de Catalunya y PauFood, con el objetivo de transferir el conocimiento sobre la agricultura y la alimentación antiguas para generar productos comercializables.

La creatividad siempre ha formado parte de la cocina. Desde hace más de medio millón de años ha habido constantes innovaciones y cambios que hoy forman parte de nuestra cocina tradicional.

En la primeravera de 2016, la exposición “Genio culinario” presentará algunas de las principales innovaciones culinarias de la prehistoria y mostrará que el viaje al pasado también puede ser fuente de inspiración para nuevos platos.

@Mac Barcelona
@PauFoods

 

Compártelo: facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail